Por grupos de alimentos, de acuerdo a las recomendaciones del  “Protocolo de Valoración nutricional de Menú  Escolar” de la CAM.

El mes de septiembre tiene sólo tres semanas lectivas, por lo que la valoración del menú sólo puede ser aproximada, ya que las recomendaciones de la CAM están diseñadas para meses con cuatro semanas lectivas.

Verduras

16 raciones en 3 semanas, supone > 1 ración/día, de las cuales 5 raciones en primeros platos y 11 en guarniciones.

CORRECTO

Patatas

4 raciones en 3 semanas.

CORRECTO

Pastas y Arroz

6 raciones en 3 semanas, supone 2 raciones /semana

CORRECTO

Legumbres

3 raciones en 3 semanas

Menor a lo recomendado (2 raciones /semana)

Carnes y Derivados

6 raciones en 3 semanas, de las cuales  pollo: muslos y asado; cerdo: cinta de lomo y salchichas vienesas; ternera: hamburguesa y albóndigas

Correcto en el límite, se recomiendan un máximo de 7 raciones al mes, al faltar una semana lectiva es fácil que con esta pauta en la siguiente semana se sobrepasara esta recomendación.

Ha habido una mejora porque se hay más variedad respecto al año pasado, al incluir la cinta de lomo, aunque se sigue observando que la mitad de las raciones de carnes son productos procesados.

Pescados

6 raciones en 3 semanas.

Correcto en el límite, pues en septiembre hay sólo tres semanas lectivas y el número máximo aconsejado de raciones de pescado en un mes completo son 7.

Este mes no se ha contabilizado la lasaña de atún como una ración adicional de pescado, porque la cantidad de atún en una ración de lasaña, probablemente, no constituya una ración real de pescado. Se sigue observando que falta equilibrio entre pescados azules y blancos, ya que los proporcionados eran siempre blancos: merluza, abadejo, pez espada, bacalao y pescadilla. Los pescados azules son importantes porque aportan ácidos grasos omega 3, que son precursores de sustancias beneficiosas que modulan favorablemente el sistema inmune y cardiovascular. Estos ácidos grasos son esenciales para el ser humano, es decir, no podemos sintetizarlos a partir de otras moléculas precursoras, y por tanto su aporte depende enteramente de la dieta. Los pescados azules y frutos secos son los alimentos de la dieta Mediterránea que aportan ácidos grasos omega 3.

Huevos

2 raciones en tres semanas, una tortilla de patata y otra francesa

CORRECTO

 Lácteos

10 raciones en tres semanas; 3 veces yogur, 1 helado, y 6 veces vaso de leche

CORRECTO

 Fruta

10 raciones en 3 semanas más dos veces melocotón en almíbar, que no son frutas frescas como se recomienda. Por lo que sería recomendable sustituir las frutas en almíbar por frutas frescas, que contienen más vitaminas sin aportar azúcares sencillos, que tienen un impacto negativo en la generación de caries dentales, más aún al ingerirse al final de la comida.

 

CONCLUSIÓN: el menú ha mejorado claramente, hay menos desviación en el número de raciones y en menos grupos de alimentos, que en meses anteriores. Se observa que desde que tenemos noticias de que está siendo verificado por la CAM (enero de 2013) ha ido mejorando paulatinamente, aunque hay aún algunos aspectos mejorables, que se han mencionado en cada grupo de alimentos. También hay que esperar a meses completos en los que se pueda hacer una valoración más precisa.

RESEÑA

Quiero dar a conocer el estudio ALADINO (ALimentación,  Actividad física, Desarrollo INfantil y Obesidad) del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de España, realizado en 2011 en colegios de nuestro país, con 7.659 alumnos de 6 a 9,9 años, que reveló  que la prevalencia del sobrepeso y obesidad en este grupo de población era del 45 %. Esto significa que casi uno de cada dos niños tiene exceso de peso.  A pesar de lo alarmante de la cifra, y de que las autoridades sanitarias españolas y europeas han definido una serie de estrategias para tratar de evitar esta epidemia que afecta a muchos países, parece que aún dichas medidas llegan poco a la población, y quizá hay aún poca conciencia del problema en las familias y algunas instituciones.

 En mi práctica profesional, aunque el campo de la nutrición es colateral, he encontrado prevalencias similares de obesidad y sobrepeso en niños y adolescentes. Al constatar en el día a día de mi trabajo, la magnitud del problema, y conociendo las consecuencias que a corto, medio y largo plazo tiene el exceso de peso en la salud de los niños, así como  su repercusión posterior en la vida adulta, he querido aportar mi granito de arena para tratar de que mejore el menú escolar. Mis hijos, nuestros hijos, pasan mucho tiempo en el colegio y realizan un número muy significativo de comidas en él, por lo que la vigilancia de la calidad nutricional de la comida del cole es tan importante como cuidar su alimentación en casa.

María Morán

Dra en Biología, especialidad de Bioquímica  Biología Molecular

Investigadora del Instituto de Investigación Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid

Equipo Apa La Encina